• Principessa Jackson

Mis vacaciones de verano

Aunque recién regreso y el cansancio me gana, y mis vacaciones no fueron tan extraordinarias como el viaje anterior, siento la necesidad de contarles la anécdota, pues como siempre, las enseñanzas de vida deben compartirse.


Y como me encanta escribirlo, vayámonos al inicio de todo, como buena "Godin", desde que le perdí un poco el gusto a mi trabajo, nada me emociona más que salir de vacaciones, sobre todo cuando me propuse salir aunque fuera a un día de camping y no solo quedarme en casa, aunque debo irme semanas atrás, sino es que meses, cuando planeaba mis vacaciones.

Tenía muy claro que quería pasar unos días con mis amigos en Houston Tx, pero los planes no se concretaban, sobre todo porque mi amigo Lupe, quería ir a las Vegas, así que empezamos a planearlo, pero ese plan resulto que iremos a Las Vegas en diciembre, así es él, aunque sigo sin acostumbrarme a eso después de tantos años XD.


Como pensé que nuestro viaje sería en mis vacaciones de verano, perdí la oportunidad de comprar vuelos baratos a Houston, y tal vez, un poco las ganas de viajar en camión, así que mientras se llegaba el día no compraba boletos ni de avión ni de autobús, y todo iba en aumento a medida que yo no decidía, pasaban los días y las oportunidades de irme con algunos conocidos que se fueron días antes de que yo partiera.


Al final, compre en linea mi boleto de autobús ¡error! nadie me dijo que las formas para entrar a Estados Unidos por tierra habían cambiado, y de salir un jueves a las 9 de la noche, salí un viernes a las 6 de la mañana, pues no tenía permiso, y ahora debe hacer un pre-permiso en linea, con el cual a partir del 1 de agosto, sino se hace, no te dejan entrar al país, por fortuna, para mí, yo viaje antes de esa fecha, aunque intente hacer el pre-permiso, la página no funcionaba, así que hice capturas de pantalla, por recomendación de la línea de autobuses.


Agradezco a mis amigos Héctor y Edwin que me dieron asilo en su casa, para que no fuera tan pesada la espera desde las 9pm a las 6 am, aunque se suponía que el camión saldría a las 4:40 am, sufrió un retraso de más de una hora, pero todo pasa por algo ¿no? Pues allá iba, ya no llegaría en la mañana, como era el plan, en el viaje de más de 12 horas, descubrí como siempre historias de quienes debían, en ese momento, viajar a mi lado, y yo a su lado, la primera, mi compañera de asiento, una señora que tenía que viajar a Atlanta, con tanto retraso, casi todo el viaje pedía más por ella que por mi, pues solo había dos salidas a Atlanta, una a las 4 pm y la otra a las 8 pm ya con tanto retraso no llego para las 4 pm, pero la esperanza seguía para la corrida de las 8 pm, sino la alcanzaba iba a tener que pasar la noche y casi todo el siguiente día para seguir hasta Atlanta, en otro viaje de casi medio día.


Antes de terminar su historia, hubo otra en el camino que me llegó al corazón, en una de las tantas paradas para descansar, el chófer subió a una mujer con tres niños, en cada estación subía y bajaba gente, así que en ese momento, no me pareció nada extraordinario, hasta la siguiente parada, donde supe la historia de esta familia, los paraderos de USA me encantan, las tiendas todas son tan especiales, llenas de recuerdos, y adornadas según los lugares, he viajado igual en autobús en California, y se notaba que estaba en Texas, cada uno tiene su particularidad. Ahí estábamos, pensando que comprar, pasaba el medio día y yo no había comido nada, decidiendo que comprar, entonces escuche al chófer charlar con la persona que atendía, le contó la historia de una mujer, con sus hijos, pero mi atención completa fue cuando dijo: "Si, pobre, por eso le estoy comprando comida a ella y sus niños, pobrecitos, tan pequeños"- la señora contesto: "Que bueno que hay gente como usted, que bueno que los ayuda" - ella puso un poco más de cosas de las que debía en la cajita de comida, se me hizo un nudo en la garganta, alegrándome que aún hubiera esas personas en el mundo.


Cuando por fin llegue a mi destino, pasaron dos cosas: la señora solo tenía media hora para alcanzar el autobús a Atlanta de las 8 pm y estábamos a 20 minutos de su parada, le desee toda la suerte del mundo, y preocupada de que no fuera a perderlo y se pasara la noche en la central de autobuses, se lo que es eso, y es muy pesado, luego mientras esperaba a mis amigos, bajo la joven mujer y sus tres hijos, también pasarían por ella en mi parada, entonces los tres chiquillos se abalanzaron hacía el chofer, fundidos en un abrazo con él, que al recordarlo me hace derramar lágrimas, el los abrazo, les dio un poco de dinero a cada uno y le dijo a su madre que se cuidara y que le deseaba buena vida con sus pequeños en esta decisión de dejar todo y seguir su vida para el bien de sus hijos, no se la parte completa de porque estaba ella sola, supongo que iba tal vez en busca del padre de sus hijos, o que como muchas familias, de alguna forma el padre ya no estaba presente, intentando pensar en lo menos triste, el chofer los vio irse con una mujer igual de joven, parecía la hermana de ella, pero estaban felices de verla, esas dos historias me acompañaron en ese viaje, una feliz, otra que quede en duda por saber si la mujer llegaría a tiempo, pues tenía o parecía de la edad de mi madre, y saberla soportando tantas horas antes de tener un descanso me arrugo el corazón, y más cuando mi amigo Miguel me dijo: le hubieras pedido el teléfono, sino alcanzaba boleto la ayudábamos, no es que no se me ocurriera, pero en ocasiones las reacciones son tardías, y aunque no dudo que ya este con su familia, espero no la haya pasado tan mal.


Los siguientes días fue ver a familia que tenía años de no ver, y algunos de no conocer que nacieron en Houston, y un poco de descansar ver TV, ser niñera, y lo mejor: cerveza con Pizza! Así paso la semana, hasta que viajamos a Austin, a que yo pudiera ir de nuevo a la cervecería de Jensen Ackles, como siempre, no salimos a la hora planeada, pero aun así estuvimos un par de horas charlando y probando una buena cerveza, Jensen no estaba, lo sabía, pero yo quería ir, les dejo el vídeo del lugar como siempre en la parte de abajo.


Las amistades se afianzan dicen, en los malos o trágicos momentos, pero hay ocasiones extraordinarias en que pasa cuando todo esta bien, cuando se es feliz, la vida va cambiando, para bien o para mal, las personas llegan, se van, pero también se quedan, y en este largo camino llamado vida, agradezco a cada uno de mis amigos.


#supernatural #SPNFamily #jensenackles #familybussinesbeerco

©2018 by Principessa Jackson, mi mundo a través de mis series, mis deportes y mi música. Proudly created with Wix.com