• Principessa Jackson

Michael Jackson y el Halftime



Una de mis cosas favoritas del Super Bowl es el show del medio tiempo y la excusa perfecta para presumir el que fue el espectáculo de Michael Jackson en el año 93, allá en Pasadena California, en su edición número 27, donde Los Cowboys de Dallas derrotaron a los Bills de Buffalo.

Pero en ese Super Bowl no destaco para nada el juego, sino los 15 minutos del medio tiempo, un espectáculo que aún hoy, es considerado el mejor de todos los tiempos (Rolling Stone), el espectáculo de su majestad, el Rey del Pop, Michael Jackson.



Pero vayamos lentos en esta historia, porque las buenas historias se escriben y comparten con calma, y si se lee en un clima fresco o frío como el que últimamente se ha sentido, con una taza de café, té o cualquier bebida caliente de nuestro agrado, se disfruta más, así que podemos hacer una pausa, prepararla y leer esta entrada más cómodamente.


El medio tiempo del Super Bowl antes de Michael era para promociones de Disney y sus parques temáticos o bandas de marcha locales, aunado a la caída de audiencia del Super Bowl, se buscó en tres ocasiones al astro mundial hasta que aceptó ser parte del espectáculo de medio tiempo y entonces, la historia del Halftime cambio para siempre.


Anunciado el espectáculo, en el centro del estadio los voluntarios corrieron a rodear el escenario mientras se esperaba la entrada triunfante de su Majestad, pero antes de que eso ocurriera, pantallas gigantes en lo alto del Rose Bowl mostraban una a una a Michael, saltando de ellas, obviamente eran dobles vestidos como el Rey del Pop, quien hizo su salto de presentación en medio de los gritos y vítores de los espectadores, saltando debajo del escenario colocado al centro del estadio, con su característico traje militar y gafas estilo aviador, Michael permaneció inmóvil por más de un minuto, contando su movimiento de cabeza, son 1:13 segundos aproximadamente de Michael en el escenario completamente inmóvil, y 1:30 hasta que inician las primeras tonadas de la guitarra de Jennifer Batten y dar entrada a Jam primer sencillo de su entonces álbum Dangerous.


Antes de continuar, debo mencionar que nadie había logrado captar al público como lo hizo Michael en sus espectáculos, mantener la euforia sin movimiento por más de un minuto de todos y cada uno de los 98,374 asistentes sólo podría lograrlo el Rey del Pop.


Cómo fan de Michael Jackson, siendo una niña, yo gritaba frente al televisor y hoy al recordar la emoción de ver a Michael ahí, en medio de todo, hace que se acelere mi corazón, y recuerde que en aquel año de 1993, Michael estaría en México, en mi México, pero esa será otra historia, volvamos al Halftime.


Michael, inicia bailando Jam en una coreografía en perfecta sincronía con sus bailarines, para dar paso a la mítica Billie Jean y su icónico paso Moonwalk y elevar la emoción a niveles estratósfericos, para después darle paso con su playera interior blanca, camisa blanca desabotonada brazos abiertos y el humo alrededor a la gran Black Or White, y donde obtendríamos una de las fotografías más recordadas y usadas de Michael.



Qué emoción, gritos, euforia, llanto, aplausos, baile, un espectáculo sin igual antes visto en la NFL y luego, un poco de calma para que las más de noventa mil personas fueran parte del espectáculo al dar vida a un mosaico que cubrió el estadio y un coro que inicia a la tonada de una de las canciones más bellas que Michael podía haber creado: Heal The World. La conexión del público con Michael aún hoy me hace llorar, le mostraba al mundo la importancia de sanar al mundo, al escribir esto mi llanto brota, porque extrañar a Michael siempre lo hará, su magia, su espectáculo, su don, su amor al mundo se mezclan con su actuación del 31 de enero de 1993, cuando inició un legado que hoy debería ser recordado por todos, nadie podía haber iniciado esto, nadie, porque solo el sabía la importancia no solo de mostrar lo mejor de uno mismo, sino cambiar al mundo con amor y que juntos, podemos lograrlo.


Muchos me molestan o quieren hacerme enojar comparándolo con otros espectáculos del medio tiempo del Super Bowl, pero todos esos deberían agradecer al Rey del Pop que después de más de 20 años, uno de los eventos más esperados del año se dio y se da gracias a que Michael dio una de sus mejores actuaciones en vida, y que todos busquen de una u otra forma intentar llegar al nivel que Michael llegó, y en gustos se rompen géneros, pero hasta ahora, ninguno como el de su majestad, algo que se demuestra cuando notan que se rinde tributo a él ya sea por Beyoncé, Bruno Mars o cualquiera que admire y respete a Michael cómo ellos lo hicieron en sus shows.


A mi solo me resta decir: Gracias Michael.




Aquí les dejo esa actuación para que la disfruten

#MichaelJackson #SuperBowl #Halftime


©2018 by Principessa Jackson, mi mundo a través de mis series, mis deportes y mi música. Proudly created with Wix.com