• Principessa Jackson

El juego decisivo puede no ser hoy

Es octubre, y para los fanáticos del Béisbol, significa que ya pronto se jugara el clásico de otoño en grandes ligas, se juegan los comodines para la final divisional, el equipo de mis amores, los Yankees de Nueva York, fueron apaleados el día de ayer por los Medias Rojas de Boston, el equipo rival, el de la maldición, la rivalidad mas añeja y destacada a nivel mundial para los amantes del Béisbol de las grandes ligas. Remontar a la historia del inicio de esta rivalidad sería un poco difícil, pero el detonante de la misma fue la venta del aquel entonces joven Babe Ruth "el Bambino", cuando empezó la sequía de 86 años sin ganar un solo campeonato los Medias Rojas. Hasta que un día, en el año de 2004, le ganaran, precisamente a mis #Yankees la serie divisional de la Liga Americana y coronarse campeones en ese mismo año al ganarle a los Cardenales de San Luis.


8 de octubre, un juego sin temor a decir: humillante.


Los bombarderos del Bronx. Fueron apaleados 16 a 1, en su propio estadio, por unos Medias Rojas hambrientos de carreras y el marcador lo demostró.




Pero no nos alejaremos de la historia que nos trae a esta reseña, sino hablemos de lo que paso ayer, aunque fue un juego desastroso para los #Yankees, no todo esta perdido , hoy (9 de octubre) van de nuevo a intentar empatar la serie de comodín y poder aspirar a la final de zona divisional, la cual se jugaría contra los Astros de Houston. Hoy sera un juego para los Yankees de ganar o morir, no hay mañana para ellos si Boston los derrota, aunque jugar de local parece darles ventajas, el día de ayer fue todo lo contrario, y aunque los aficionados al Yankee Stadium estuvieron al menos hasta la mitad del juego fieles, la gran mayoría abandono antes del final el recinto, pues ya una diferencia de más de 10 carreras se veía imposible de remontar, y efectivamente, en lugar de acercarse, los Medias Rojas se alejaron muchísimo más de lo esperado, quedando una pizarra por demás para el olvido.


Los aficionados de Boston no permitirán que los bombarderos olviden, a menos que hoy, saquen la casta y empaten el juego, lo que les daría vida para pelear el 5 de la serie de comodín y traerse la victoria desde el grandioso estadio Fenway, en Boston Massachusetts, la historia de esta serie, para sus aficiones es sin duda de las más buscadas, derrotar al acérrimo enemigo en su casa, porque el juego de hoy esta puesto para Boston, pero si pierden, el jueves, Yankees puede regresarles la humillada.


Lo que si podemos saber, es que para Yankees, aun hoy, no es el día decisivo.



Bonus:


Les recomiendo la película Amor en Juego (2005), protagonizada por Drew Barrimore y Jimmy Fallon, la cual toca precisamente el tema de la rivalidad entre los Medias Rojas y Yankees, además de que mezcla precisamente los hechos ocurridos en esa memorable historia contada en 2004, misma que me toco vivir a través del televisor, tal vez no disfrutar que ganaran a mi equipo, pero si ver coronarse a un equipo y una afición sedienta 86 años después de ver a su equipo ganar.

©2018 by Principessa Jackson, mi mundo a través de mis series, mis deportes y mi música. Proudly created with Wix.com