• Principessa Jackson

El hijo de Apollo Creed

Mi padre fue quien - tal vez él sin saberlo, pues jamás lo hemos charlado- me heredo el gusto por el cine. Más que el acudir a una sala, el ver películas y grandes producciones de Hollywood, pues en aquellos años de infancia no era tan fácil ir a una sala de cine, sobre todo cuando vives en un pueblo pequeño, ya que una sala de cine no era una opción con la que se contara, pero si el de tener lugares de renta de películas, siendo esta la forma, en la que él me mostró el mágico séptimo arte.


Charles Bronson era el favorito de mis padres, seguido del gran Bruce Lee y uno de los mas grandes iconos del cine Chuck Norris. Las denominadas películas de Acción son las favoritas de mi padre y en esta terna no puede faltar el nombre de Sylvester Stallone, con su Rambo, pero sobre todo con su Rocky, la franquicia de Rocky es una de las favoritas de papá, así que no había mejor compañía para ver Creed II que mi señor padre.




Pero como mucho de lo que aquí escribo, fue una pequeña aventura llegar a Creed. Ya con una semana estrenada, no veía yo un día para ver la película, y de vacaciones en modo perezoso, tampoco las ganas de ir al cine, pues cualquier día a cualquier hora yo podría ir, así que un día de esos, sin nada que hacer mi padre me comenta que quiere ir al cine, sus palabras exactas fueron: "se me antojan unas palomitas, de esas de cine", el código para pedirme que lo lleve al cine, le comento que hay una película muy buena, que de seguro le gustara, que es con Stallone, del hijo de Apollo Creed, se me queda viendo como intentando recordar, le comento que es de Rocky, de box y acepta ir, pero mi padre desorientado por el horario, me dice 7 minutos antes de iniciar la película que la cena esta lista, que terminando iremos al cine, le comento que ya no iremos, pues la película ya casi comenzaba y no llegaríamos a tiempo, que al siguiente día le pondría una alarma para que no lo olvidara.


Así que, al siguiente día, mi padre se despierta preguntándome la hora de la función, que estará a tiempo, que yo no lo olvide, todo el día fue preguntarme sobre eso, en la tarde le comento que llegue a las 6 p.m. de trabajar, para poder irnos a tiempo, papá llega a las 4:30 de la tarde, diciendo que no quiere que se nos haga tarde, así que previo a comprar un par de estampillas para la tarea de mi sobrino, llegamos al cine con la noticia que los horarios no coincidían con la página (mal Cinépolis, muy mal) así que entre corajes y quejas en las redes sociales decido quedarme, se que si nos vamos tal vez ya papá iba a desistir de acudir al cine conmigo, y era la primera vez que solo éramos nosotros dos, sin mamá o mi sobrino, así que hacemos un poco de tiempo comprando un helado y charlando, ya casi para iniciar la película me pide su combo con nachos, hot dog y palomitas claro y nos vamos a la sala.


Antes de continuar, esta vez si serán muchos los spoilers, así que puedes pausar la lectura y volver cuando hayas visto Creed II o convencerte tal vez con mi reseña de verla, cosa que recomiendo ampliamente.


La trama de Creed II no es muy diferente de Rocky IV, Rusia vs Estados Unidos, así que sabiendo la premisa, lo más que me emociona de Creed II es estar con mi papá. La primera película de Creed no la vi con papá, pero me gusto mucho, fue para mi, un gran regreso de Rocky, de la mano de otra buena película y una forma moderna de volver al cine del boxeo, con buenas actuaciones y un nuevo ritmo para seguir la vida del hijo de Apollo Creed.


Michael B. Jordan vuelve como Adonis Creed, ya viéndolo ganar en la primera entrega, ahora vemos el crecimiento de Adonis, y la vida que lo rodea, incluyendo al gran Rocky Balboa. A punto de formar una familia aparece el hijo de Ivan Drago en escena como un gran y futuro boxeador ruso, entrenado por su padre, quien después de haber perdido aquella épica batalla con Rocky perdió su esposa y todo cuanto conocía por el fracaso de perder ante el americano Balboa; un empresario americano sigue la carrera del nuevo Drago, por lo que planea que, derivado la historia de Ivan y Apollo, Adonis pelee contra Viktor Drago, utilizando la muerte de Apollo como detonante en el orgullo de Adonis.


Sin duda, una historia ya conocida y pudiesen decir predecible, pero aunque si: Adonis pelea con Rocky quien no esta de acuerdo con la pelea, tomando la decisión de buscar otro entrenador ante la negativa de Rocky de hacerlo, y llevando a cabo la pelea sin la preparación adecuada. Creed queda seriamente herido después del enfrentamiento con Drago, damos por terminad, lo que es para mi cual obra de teatro, el primer acto.


La segunda mitad de la película se creería que no tiene nada nuevo que enseñarnos y al menos yo, no podría estar más equivocada, primero debo reconocer que la actuación de Jordan, nos hace recordar a aquel Rocky que nos robara el corazón y se volviera el hijo predilecto de Philadelphia e icono de esta ciudad americana, utilizando, los escritores, muy acertadamente, la nostalgia para iniciar a erizarnos la piel entre los recuerdos y la ahora historia contada de forma moderna, con otro gran soñador como lo es Adonis, y si, como el nombre lo indica, más que defender el legado, es iniciar el legado de Adonis Creed, sacándonos de las calles y los icónicos escalones de Philadelphia, nos vamos a la ciudad de Los Ángeles y al desierto californiano, donde vemos a Adonis crecer, con una música diferente, pero escenas motivadoras, la película utiliza muy acertadamente en la mezcla la tonada inconfundible de Eye of Tiger y es cuando la película da un golpe al corazón y nos dejamos ir a una montaña rusa de recuerdos y la motivación de querer salir a entrenar bañándonos en sudor, hasta el grado de desfallecer por el esfuerzo sobre humano de querer levantarte de tus cenizas como Adonis, y como en su momento nos motivara Rocky.


Si, igual que Rocky IV, la pelea se dará en Rusia, donde conocemos un poco más, sin ahondar demasiado, pero bien planteado la vida de Ivan y Viktor Drago, el conflicto entre padre e hijo, y todo lo perdido en los 30 años desde aquella épica batalla por Ivan, quien descarga sus frustraciones en su hijo, mostrando dentro de la dureza y la venganza un poco mas de humanidad y en mi opinión personal una empatía por los Drago no mostrada en Rocky IV.




No quisiera arruinarles el final de la película por más predecible que les parezca si no la han visto, por lo que antes de continuar, vuelvo a advertirles los spoilers, pero vale la pena llegar a disfrutarla en la gran sala, pues como todas las de la saga tanto de Creed como de Rocky, aquí vemos una magnifica pelea, grandes tomas y actuaciones por parte de Jordan y Florean Monteanu, que nos envuelven en su orgullo, su coraje y su fuerza en cada golpe dado y recibido, a los amantes de este deporte, pudiesen recordar las épocas de los grandes boxeadores como Mohamed Ali, el mexicano Julio Cesar Chavez y otros de la talla de ellos que nos emocionaban y entusiasmaban para poder ver una gran pelea de Box.


Creed II es un gran regalo para la nostalgia tanto de los fans de Rocky como del boxeo, pero sobre todo tiene una gran dirección y fotografía de la batalla clímax de la película, envuelve y emociona tanto que hasta hace olvidar que se esta en una sala de cine y no en una gran arena disfrutando de la pelea del alumno de Rocky Balboa, Adonis Creed, hijo de Apollo Creed contra Viktor Drago, hijo y alumno de Ivan Drago.




#CreedII #CreedIIDefendiendoElLegado #MichaelBJordan #SylvesterStallone

©2018 by Principessa Jackson, mi mundo a través de mis series, mis deportes y mi música. Proudly created with Wix.com