• Principessa Jackson

Roma

Roma, la Roma de Cuaron, la Roma del mundo, la que ha encantado, la que no ha gustado, la que ha brillado, la que no se entendió, la ganadora, la inspiradora, Roma, Roma, la bella Roma.


Han pasado 6 días y contando, coincidentemente, casi los mismos días de la entrada de #Aquaman, tengo que mencionarla, porque como la película del superhéroe de DC, Roma también sufrió el retraso de mi reseña, puede parecer no importante, pero para mi lo es, porque los sentimientos cambian con el paso del tiempo, de los días, de las nostalgias, de las emociones, aunque la anterior tenía un borrador, para Roma aprovecho un espacio que me he dado en este día, sacrificando un poco mi tiempo "libre" en la oficina.


Y como siempre, nada me gusta más que contar la anécdota para llegar a Roma, una película que he querido ver desde que empezó su travesía por los festivales de cine, de hecho desde que se anuncio que Cuaron la haría junto con Netflix, por lo que solo falto esperarla desde que Cuaron la pensó, y ahí me tienen, esperando. Y poco a poco Roma fue tomando forma, y de pronto, ya había una gran necesidad de verla, la maravilla del director mexicano, el retrato perfecto del México de los setentas, y una cantidad de frases que las redes sociales y los medios hablaron y hablan de Roma.





Así que si, yo quería ver Roma, pero aunque todos los caminos llevan a Roma, que difícil fue llegar a esta, entre la distribución, que si sería en la plataforma de Netflix, que no parecía ponerse de acuerdo con las cadenas de cine Nacional, que si la plataforma ya tenía programado su estreno, que si los cines necesitaban 3 meses para proyectarla antes que otros, que el tiempo, que la película estaba en festivales, que su actriz se volvía parte del mundo, o más bien, el mundo nos hacíamos parte de la vida de Yalitza, vaya, que todo se estaba complicando un poco para poder conocer Roma.


Por fin sale de los festivales y empiezan a proyectarla en cinetecas, en algunos cines de México, en algunas presentaciones por parte de Alfonso Cuaron, me doy cuenta que esta en la Cineteca Nuevo León, y un sábado, frío, agradable, saliendo tarde de trabajar, me dirijo allá, mando un mensaje a mi amigo Gera, preguntándole si ya había visto Roma, me menciona que no, le digo que esta a las 6 en la Cineteca, son las 4 de la tarde, me dice que tiene un compromiso, recuerdo a mi amiga Maggie, que la había visto una semana antes, precisamente en la Cineteca, pero algo me hace no enviarle el mensaje, llego después de un par de fotos con mi MJ y mi Dean, pues amo Parque Fundidora, es un lugar precioso en Monterrey, me pongo algo nostálgica, he vivido momentos hermosos en ese parque, me abrigo un poco, pues el aire se pone más frío, llego a la Cineteca y todo es Roma, me emociono, pero esa emoción me dura poco, a medida que me acerco a la taquilla la palabra agotado se hace cada vez más grande, y todas las funciones hasta el lunes están vendidas, me voy muy triste hacía casa, ya sin esperanzas de ver Roma en el cine.









Lo único que obtuve al ir a la Cineteca Nuevo León











Ha pasado una semana, desde mi aventura en la Cinenteca, quedo de dormir el siguiente fin de semana en casa de un amigo, hacemos una pijamada, como casi cada mes, somos tres, a los tres nos gusta el cine, ya he superado un poco que Roma no la veré en un cine, llegamos a casa de mi amigo y lo primero que pido es ver Roma, pues ya tenía casi dos días en Netflix, les digo que por favor la veamos, que la critica dice que es un obra de arte, los convenzo, pero al convencerlos me doy cuenta que es una mala idea, nunca debí decir que Roma estaba siendo catalogada como una obra de arte, un minuto, dos minutos, menos de cinco minutos y ambos se quejaban de lo aburrido, la escena del agua en el piso me atrapa por su color, por su significado, sin haber buscado spoilers, al final yo ya se de que trata Roma, así que les comento que yo no dije que era una obra de arte, que quería verla, precisamente para ver porque decían que Roma era tan buena, porque estaba ganando premios, porque Yalitza estaba siendo tan alabada.


Y ahí me di cuenta que ellos no eran los indicados para ver Roma, pero con un nudo en la garganta que tal vez ellos no notaron, decidí ignorarlos y concentrarme en la película, de inicio la fotografía, me estoy enamorando de la fotografía más, mucho más de lo que ya lo hacía, que bellas tomas, que simpleza, que maravilla lo que vi en Roma, una ciudad de México de los setentas increíblemente bien retratada, pero más allá, la similitud de la vida de Cleo con la vida misma de mi familia, contuve mis lágrimas por los malos comentarios de mis amigos, pero ahora que lo escribo, las lágrimas me brotan, porque mis tías y mi madre fueron Cleo alguna vez, yo llegue a entrar en una gran casa, en una mansión,yo entraba por la lavandería, por la cocina, por donde entra la servidumbre,yo era una niña, conocía a la gran señora, a los patrones, me toco ver a mi mamá y mis tías como Cleo, y me conecte, sabia, que era lo que Cuaron estaba retratando en Cleo.


Tal vez a ellos, a mis amigos se les hizo predecible, aburrida, porque ninguno de ellos vio a su familia como sirviente de otra, nunca tratados mal, pero cuando se ve ese lado de la vida, todo se mira con un cristal diferente. Y los sonidos, los sonidos de la calle Roma, no eran tan diferente de los sonidos de mi casa a casa de la Familia que empleaba a la mía, aunque son distancias más pequeñas, la banda de guerra, los camotes, los perros, la plaza, otra década, otra situación, pero Cleo retrata mucho de la realidad del País, de la mujer, tanto de la que parece que lo tiene todo y al final no tiene nada y de quien teniendo nada, termina teniendo todo, sin necesidad de ser lo material lo que obtiene.


Yo camine por calles enlodadas, yo imagine tener juguetes que no eran mas que cubetas para trapear, yo viaje en camión - aun lo hago -, tanta similitud de Roma. Ah que hermosos sonidos Cuaron, que bellos recuerdos, que situaciones tan diferentes, pero a la vez tan similares, que retrato de la vida bien acomodada, con la que no tuvo tanta fortuna, que cierto también saber que sin importar la posición social, todos sufrimos en los momentos menos esperados, y como la mujer sigue pasando por tales situaciones, siendo pobre o siendo rica, como se ha mezclado la vida de ellos con la mía.


Aburrida, aburrida dijeron mis amigos, y yo conteniendo las lágrimas, que aun así derrame por la mala fortuna de Cleo, de la familia y como, sin mostrarlo, sabía que esas mujeres de una u otra forma saldrían adelante, pero más allá pensé que ellos jamás verían Roma con los ojos con que yo la vi y sin comentar nada me quede reflexionando por Roma, por mi vida, por la vida de Cleo.


Para mi Roma fue todo menos aburrida, fue una bella historia contada para mi gusto no experto, con una increíble dirección, con una bella, muy bella mezcla de imágenes y sonidos que envuelven sin duda a quien vivió o vive en la Roma, quien recuerda esos años, esos cines, esas calles, esos momentos, a quien en otra época. en otro lugar de México tuvimos una vida similar, es la nostalgia retratada, es el amor de diversas maneras, pero también el llanto, la tristeza, la perdida, la desesperanza y al final, todo queda en un abrazo, un abrazo que reconforta, que une, que auxilia, que ama y ¿después? Después solo queda vivir.



"La Roma de otros, la Roma de Cleo, resulto ser la Roma de mi vida" NEDA



Escenas de la película, publicidad del twitter de Cuaron https://twitter.com/alfonsocuaron de Vogue, y una foto tomada por mi en el centro de Monterrey



Mi entrada sobre lo que Yalitza maravillo al mundo:

https://blackladymjj.wixsite.com/principessajackson/inicio/cuando-roma-te-lleva-al-mundo


Por si les da curiosidad, unas instastory de MJ y Dean antes de llegar a la Cineteca https://www.instagram.com/stories/highlights/17968635076092084/

©2018 by Principessa Jackson, mi mundo a través de mis series, mis deportes y mi música. Proudly created with Wix.com